martes, 14 de abril de 2009

LOS CURIOSOS MORMONES

Hola, amigos:

Estoy leyendo un libro que me ha prestado una amiga. Se llama "La 27 esposa" y cuenta la historia real de una mujer mormona, casada con el líder del movimiento, que quiere divorciarse. Está situado en el siglo XIX y además de interesante es muy ilustrativo acerca de la vida y costumbres de esta curiosa secta. Hacía tiempo que quería hablaros de las divertidas andanzas de estos amigos, así que aprovecho la lectura de este libro para invitaros a conocer mejor a esta panda de tocados... por la gracia de Dios. Bienvenidos al mundo mormón.

Todo empieza mas o menos en 1820. Una agradable primavera invade los campos de Vermont, cerca de Nueva York, y Joseph Smith, de 14 años, siente la llamada de Dios. Abrumado por la cantidad de contradicciones entre las diferentes iglesias de la época decide acudir a la fuente original, así que se hace con una Biblia y comienza a empaparse de la palabra divina. Dios decide hablarle directamente y le comunica que no haga caso de ninguna enseñanza, que es el elegido para restaurar la verdadera Fe por su pureza de espíritu.

Quizá Dios ignoraba la profesión de nuestro amigo. Se dedicaba a vender sus servicios a los granjeros locales, encontrando tesoros enterrados a través del uso de magia y piedras videntes. Fue juzgado en 1826 acusado de estafa.

Hasta este momento su historia es similar a la de cualquier lider sectario de pacotilla. Lo que hace gozar mi corazón es lo que nuestro amigo Joe Smith cuenta. Una historia de lo mas singular que paso a resumiros:

Un buen dia se le aparece un ángel llamado Moroni, que le revela el emplazamiento secreto de un libro, fabricado con planchas de oro, donde se cuenta la verdadera Historia de América. En estas planchas, fechadas 344 años después de Cristo, un profeta llamado Mormón explica como una de las tribus de Israel, concretamente la que construyó la Torre de Babel , consigue llegar hasta los Estados Unidos. Esto sucede mas o menos 600 años antes del nacimiento de Jesús.

Esta tribu fue guiada por Dios a través del desierto hasta el Mar Rojo. Allí recibieron instrucciones divinas para la construcción de un barco. Usando una brújula bordearon toda Africa, atravesando el Cabo de Hornos y el Océano Atlantico desde el sur hasta el norte, llegando a Norteamérica. Allí se establecieron, bautizando el lugar como "la tierra prometida". 900 años después la tribu entra en guerra con un pueblo de lengua parecida, que los derrota en una batalla decisiva y se enteran de que se trata de otra tribu de Israel que también ha llegado al Continente Americano. Moroni pertenece al bando perdedor y compila toda la historia porque los vencedores no saben escribir.

El bando ganador tuvo el honor de recibir la visita de Jesús de Nazaret cuando resucitó entre los muertos tras su crucifixión. En el nuevo Testamento, Cristo tarda 40 días en aparecerse a los apóstoles, y la razón es que todo ese tiempo estuvo predicando en América a su tribu favorita. Entre otras cosas les dijo que aquellos que no fuesen virtuosos deberían ser expulsados de la comunidad. Dios haría que su piel se oscureciese para que no fuesen confundidos con el verdadero pueblo. Estos judios oscurecidos proliferaron y son los antepasados de los indios, que finalmente acabaron aniquilando a la tribu americana de Israel.

Todo esto estaba escrito en caracteres egipcios, por lo que el ángel Moroni ayudó a Joe con la traducción al inglés, revelándole poco después que era el hijo del profeta Mormón. Una vez que tradujo el libro, el angel se llevó con él a los cielos las planchas de oro.

Genial, ¿no os parece? Escritura egipcia, visitas de Jesus a Estados Unidos, los indios son judios impuros oscurecidos por Dios, el viaje en barco... el relato es de una sordidez deliciosa.

Tan deliciosa como peligrosa. De manera increíble e incomprensible su doctrina fue tachada de herética. Para protegerse, Smith y sus seguidores lograron un permiso de la Asamblea Legislativa del estado de Illinois para formar una milicia local, la Legión Nauvoo, que pasó a convertirse en un verdadero ejército privado. A comienzos del 1840 esta hostilidad se vio intensificada porque Smith había asumido poderes de monarca.

En 1843 tuvo una "revelación" sobre la poligamia que le abrió el paso para llegar a tener 46 esposas. Algunas habían tenido matrimonios previos mientras que otras eran jóvenes solteras. Joe convenció a su hermano para que practicara también la poligamia.

En febrero de 1844 Joseph Smith, aprovechando su fama, se postuló como candidato a la presidencia de Estados Unidos, pero los escándalos por sus numerosos adulterios públicos le llevaron a la cárcel de Cartago, Illinois, junto con su hermano. Las turbas enardecidas asaltaron la cárcel y los lincharon el 27 de junio de 1844.

Sus seguidores se fueron a lo que hoy es el Estado de Utah y allí se establecieron tras asesinar a todos los indios, como judios impuros oscurecidos que eran. Por eso no fue un genocidio, sino un acto de justicia.

Su doctrina contiene otras perlas la mar de curiosas:

Hay tres cielos. El inferior esta poblado por adúlteros, asesinos, ladrones, mentirosos y otros malhechores. El del medio contiene almas y cuerpos de los que no son mormones y de mormones que fueron deficientes en su obediencia a los mandamientos de la iglesia. El cielo superior es para los mormones devotos, que se convertirán en dioses y gobernarán sus propios universos. Estos hombres dioses procrearán billones de espíritus y los pondrán en futuros cuerpos físicos.

Practicamente nadie se quedará en el infierno para siempre. Aparte de Satanás, sus demonios y quizá media docena de pecadores notorios, toda la humanidad ira a la gloria celestial.

Los miembros de la raza negra son descendientes de Caín y llevan sobre sí la maldición.

La esclavitud es institución divina.

Los habitantes de la Luna son de estatura uniforme, visten como los cuáqueros y viven alrededor de 1000 años.

Teniendo en cuenta que las siglas en inglés de esta secta son LDS, es posible que haya que modificar el orden y pase a ser LSD, porque sin psicotrópicos potentes es imposible encontrar razones para creer en las enseñanzas de nuestro amigo Joe.

Bueno, salvo quizá el tema de la poligamia...


Besos a tod@s


8 comentarios:

Anónimo dijo...

Panda de tocados????
No hables sin saber amigo, muchas mentiras veo yo...
Acercate un domingo a la iglesia y verás como somos, ten respeto ante todo amigo.

Anónimo dijo...

yo se que jose smith vio a Dios y cristo vino a esta tierra y gracias a que el llamo profetas tenemos el evangelio restaurado, cristo vive y nos ama ante todo

Anónimo dijo...

ESTOY DE ACUERDO CONTIGO AMIGO,,,,ESOS CUATES SE LAS TRUENAN DE A FEO E IDIOTIZAN A TODOS LOS TONTOS QUE SE LES PONEN AL ALCANCE.

Esthela cullen dijo...

mmm supongo ke la nota es algo vieja. La verdad la gente habla demasiado....demasiado; sin embargo tomen en cuenta que cuando se habla, almenos se recomienda que tengas bases xD todo el mugrero que publicaste, la mitad es cierta la otra son ''mentiras''. Aprende a respetar, amigo, y primero imormate bien...cualquiera toma a los ''mormones'' por locos, si lo dices asi, ademas...ke eres? ateo? cristiano? catoliko? te aseguro que no sabes mucho ni de tu propia secta.
Saludos

viviana dijo...

Mira yo respeto toda las religiones y creencias..lo unico q te puedo decir es q DIOS te ama y si quieres saber la verdad y como guiarte,q mejor q le pidas a el con una sincera oracion y se q te respondera con sentimientos calidos y lo sabras ..espero te des el tiempo de ir un domingo asi puedas ver y conocer nuestras doctrinas..cuidate mucho y recuerdaq DIOS nos ama a todos.

Anónimo dijo...

Me sorprende como la gente puede estar tan grillada... Sobre todo me hace gracia como en vez de dar argumentos VALIDOS y RAZONADOS (que para eso tenemos inteligencia) se defienden diciendo que el resto mienten. Leeros un libro y a ser posible que no sea la biblia

Anónimo dijo...

Excelente información !!!

Juan dijo...

Hay miles y miles de pesonas de buenos sentimientos y de buena actitud que son mormones, sin lugar a dudas el pertenecer a esta Iglesia les cayo bien, yo lo he visto transformarse para mejorar.